Loading...

Joven notó extrañas contusiones en sus piernas. Luego el médico le dice que tiene muy malas noticias

La chica ha expuesto su historia para crear consciencia.

Todo parecía indicar que se trataba de una gripe común y corriente, aquellas que se esfuman luego de 7 días, sin embargo y a pesar de que seguía tomando los medicamentos que el profesional a cargo le había recomendado, Ashton Powell seguía sintiéndose débil y sin la energía que anteriormente solía tener.Con el transcurso de los días, múltiples contusiones sobre áreas aleatorias de su cuerpo comenzaron a aparecer sin explicación alguna.

A pesar de que sus padres se encontraban preocupados, se sentían de brazos cruzados ya que los médicos seguían manifestando que no se trataba de algo grave. Hasta que un día, los resultados de un examen demostraron lo contrario. Luego de asistir semana tras semana al hospital, Ashton sabía que algo andaba mal con su cuerpo, lo que fue confirmado por uno de los profesionales, quien le dijo que el diagnóstico de la chica de 14 de edad apuntaba a que sufría de una leucemia linfoblástica aguda.

“Un médico entró y explicó algunas cosas que no puedo recordar, pero fue allí cuando él dijo que tenía leucemia. Después de que el médicos nos dijo, mi mamá se puso a llorar, papá estaba en estado de shock y yo simplemente estaba entumecida, no podía hablar”. 

A través de una columna que escribió en el Boletín de Townsville, Ashton relató que al inicio todos creían que estaba fingiendo una enfermedad para faltar a su escuela, pero luego de que vieron el dolor que sentía cada vez que intentaba moverse, se dieron cuenta que algo realmente andaba mal.

Tras la devastadora noticia, Ashton fue internada. Allí las enfermeras le dijeron a ella y a sus padres que probablemente debería permanecer allí por dos o seis semanas, pero nunca se imaginaron que estarían tan rotundamente equivocadas. Más de un año estuvo al interior de las dependencias del hospital, en donde los médicos hicieron lo imposible por frenar el avance del cáncer. 

Luego de múltiples y escabrosas sesiones de quimioterapia, esta chica de 14 años es una de las pocas afortunadas de este mundo que puede decir que venció el cáncer. Hoy y tras casi 3 años desde el momento en que se enteró de que padecía esta enfermedad, Ashton manifiesta que “pateó el trasero del cáncer”.

Loading...
Close